Cómo hacer la maleta perfecta en 7 pasos

La maleta perfecta parece ser un deseo imposible de alcanzar cuando nos enfrentamos a la ardua tarea de meter decenas de prendas de diferentes tamaños y tejidos en un espacio discreto, por no hablar de pequeño. Y que alguien trate de introducir también en ese espacio el neceser y los zapatos de varios días. Tienes muchas tiendas online disponibles donde Comprar maletas baratas.

Aunque la solución, muchas veces, pasa por comprar una maleta de mayor tamaño, pero esto nos encarece el precio final del viaje y no siempre estamos dispuestos a seguir pagando gastos. Por esta razón, te proponemos 7 pasos que, si sigues al pie de la letra, te ayudarán y mucho en la organización de tu maleta.

maleta perfecta

Paso 1: Selecciona tu equipaje sobre la cama

Antes de ponerte a ordenar la maleta, lo mejor es que escojas todas las cosas que quieras llevar y las dejes encima de la cama. Una vez allí, decide si todo es realmente necesario o si hay prendas que puedes evitar llevar.

Algunos trucos para ello es planear qué vas a hacer cada día de tus vacaciones, conocer qué tiempo hará y seleccionar ropa y calzado que combinen con todo. Es imprescindible escoger pantalones y camisetas de colores básicos que sirvan para varias prendas y para ocasiones muy diferentes.

Paso 2: ¿Has metido todo lo que te hace falta?

Otro error común al hacer la maleta es utilizar todo el espacio para las prendas de ropa o el calzado, pero lo cierto es que estas cosas no son las únicas que vas a llevar.

En tu selección de equipaje, pon desde el primer momento los útiles de baño, la documentación y el dinero, las toallas, los medicamentos y otros artículos extra como los cargadores y adaptadores de corriente (sobre todo si viajas fuera). Muchas veces son estos objetos los que olvidas en el primer paso y no encuentras la forma de hacer que entren en la maleta. Por ello, las listas son de gran utilidad y sirven para estar seguros de que llevamos todo lo necesario.

Además de la maleta, algunas de estas cosas pueden ir en una mochila o bolsa de viaje extra. Dependiendo del medio de transporte en el que vayas, podrá ser la solución idónea a tus problemas de equipaje. Si no, sigue decidiendo qué cosas pueden quedarse en casa.

Paso 3: Vuelve a revisar todo lo que llevas

Parece una tontería, pero no serás la primera ni la última persona que se ha ido de viaje sin ropa interior. Hasta que no pasas por ello, no te das cuenta de lo importantes que son esas pequeñas prendas. ¡Quién lo diría!

Paso 4: Organiza de más a menos

Para hacer la maleta lo mejor es que vayas metiendo las prendas más grandes al comienzo y, en los pequeños huecos que queden, poner las siguientes. Los rincones serán tus grandes aliados en la organización de tu maleta. Allí pueden esconderse los cargadores, los pañuelos o la ropa interior (si te has acordado de meterla).

Por otra parte, lo mejor es situar los objetos más pesados en la parte inferior (los zapatos) y en la parte más alta las prendas más delicadas y fáciles de arrugar. De esta forma, no necesitarás una plancha nada más llegar a tu destino.

Paso 5: Enrollar las prendas

Si hay algo que realmente sorprende a las madres organizadas más conservadoras es que la ropa puede enrollarse hasta forma un rollito que cabe en cualquier parte. Las camisetas no se arrugan prácticamente y ocupan muy poco espacio.

Otra forma de almacenar las prendas es con bolsas al vacío, ya que se reduce el espacio notablemente.

Paso 6: Comprueba el peso y tamaño

Cuando crees que todo está perfectamente ordenado tras pasar horas sentado encima de la maleta para que se cerrara, recuerdas las medidas máximas de la aerolínea.

Pese a que tu maleta, en un principio, se adaptara a esas medidas, recuerda que muchas de ellas están fabricadas para que se estiren y almacenen más equipaje. Por ello, es necesario que hagas una última comprobación del tamaño total de la maleta y no te lleves un susto al llegar al aeropuerto.

Además del tamaño, es imprescindible pesar la maleta y comprobar que no pasa el límite porque, de lo contrario, tendrás que pagar más por tu equipaje.

Paso 7: Últimos consejos

Probablemente cuando llegues a este paso no te caberá nada más en la maleta, pero recuerda que a la vuelta querrás traer algún regalo o recuerdo de tus vacaciones y… ¿dónde lo pondrás? Deja algún espacio extra para estos objetos o compra algo fácil de transportar.

Es común también que a la vuelta no tengas el mismo tiempo para hacer la maleta, por lo que no la podrás organizar tan bien y todo parecerá que ocupa más. No la desorganices demasiado durante el viaje o resérvate algo de tiempo para esta tarea.

Una vez que tengas preparada tu maleta, te sentirás enormemente orgulloso de todo el trabajo que has hecho con ella. Si no, en tiendas online como Maletalia, tienes en pocas horas una maleta algo más grande. ¡Buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *